domingo, 5 de agosto de 2012

Para Relexionar...


VIRTUDES DE SAN MARTIN DE PORRES


Por   Diana Lucía Benítez Ávila
Comunicaciones-Pastoral Afro Cali

Nacido de Padre Español y Madre Panameña, Martín de Porres, nació, creció, y murió amando la caridad a los pobres, llevándola al extremo, y mostrando el mensaje de devoción que el Padre todopoderoso tiene para nosotros.

Practicó los oficios más modestos, fue barbero, ropero, sanador de enfermos, catequizó a mas de 300 mil esclavos, realizó la curación con medicina natural tradicional, andina, española y africana; en su trabajo misionero también se le atribuyeron dones como la bilocación, el don de lenguas, la levitación y la videncia, la cual le permitieron hacer muchos milagros y conocer inclusive el día de su muerte.

Fue un hombre lleno de amor, y lo era tanto que casi no dormía porque utilizaba su tiempo ayudando a los necesitados, se mortificaba el cuerpo para la salvación de las almas, comía poco, y dedicaba gran parte de sus  minutos a la oración, donde se regocijaba en la misericordia y se lo manifestaba a los demás diciendo: ‘’yo te curo, Dios te sana’’.

Con su vida nos mostró que es necesario trabajar para las hombres, no solo en nuestro país si no en todo el mundo con una fuerza interna de solidaridad, también nos invita a construir una sociedad no excluyente, donde las diferencias o conflictos no se resuelven con violencia; mas bien en la unión de los pueblos basados en la integración de los derechos humanos, edificando las bases familiares en la bondad del espíritu divino.

Finalmente, nos guía a encontrar a Dios en la acción diaria personal, en la relación con los demás, en el encuentro con el medio ambiente, en la humildad y la excesiva caridad que hicieron de él, un santo ejemplo de amor como lo hacia Jesús, y que con esta podamos iluminar de esperanza a los pueblos que tanto le necesitan.

‘’PORQUE  GRANDE  ES  LA  MISERICORDIA  DE  DIOS, Y  ÉL REVELA  A  LOS  HUMILDES  SUS  SECRETOS’’
                                                                                      Eclesiástico 3:19-20

PARA REFLEXIONAR:

¿Qué acciones estamos haciendo desde nuestra fe cristiana para combatir la marginación y lograr la unión fraternal de los pueblos?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario